fbpx

La Metilación y la Homocisteína Desempeñan un Papel Vital en la Salud del Corazón

Un tema que está ganando mucha atención en muchos círculos de la medicina en estos días es la metilación, ya que se refiere a las funciones de nuestro cuerpo y en particular al manejo de la homocisteína. Con respecto a las estadísticas de enfermedades del corazón en Canadá, según la Fundación Heart and Stroke, cada 7 minutos en Canadá, alguien morirá de una enfermedad del corazón o un derrame cerebral. Ambos están en las tres principales causas de muerte para los canadienses. Aunque los números han mejorado con respecto a la enfermedad cardíaca a lo largo de los años, estas son todavía estadísticas muy alarmantes. Por lo tanto, al observar un enfoque preventivo y una estrategia de manejo para la salud del corazón, la investigación del proceso de metilación y específicamente de la homocisteína es una exploración interesante. La metilación (ver Figura 1) se define como la adición de un grupo metilo (1 átomo de carbono unido a 3 átomos de hidrógeno) a un sustrato (molécula sobre la cual actúan las enzimas). Este proceso se utiliza para transportar nutrientes a todo el cuerpo, así como para activar y desactivar los genes. Los valores predeterminados en la metilación han demostrado establecer el escenario para los asaltos de toxinas ambientales, agentes infecciosos y procesos inflamatorios, lo que resulta en una amplia gama de afecciones, incluida la enfermedad cardiovascular.

La Importancia de la Vía de Metilación

La nueva síntesis celular y los defectos de reparación en la metilación pueden paralizar la capacidad del cuerpo para producir cantidades adecuadas de ADN y ARN. Esto significa que la producción de nuevas células se ve afectada y más células morirán que las que se crearán con el tiempo. Esto afecta todos los aspectos del cuerpo a medida que se reduce la capacidad de curación en cualquier nivel.

Metilación y Enfermedad Cardíaca

La coenzima Q10 (CoQ10) ha sido identificada como una molécula beneficiosa para la salud del corazón, ya que alimenta las mitocondrias dentro de cada una de nuestras células. El tejido cardíaco está lleno de mitocondrias, más que otros tipos de tejidos en el cuerpo. Clínicamente, la CoQ10 se ha utilizado en el tratamiento de la angina, la prevención del ataque cardíaco y la protección contra la lesión por reperfusión después de la cirugía de derivación. La síntesis de CoQ10 en el cuerpo se basa en componentes del ciclo de metilación, en particular S-adenosil metionina (SAMe). La metilación deficiente da como resultado un aumento en los niveles de homocisteína y una disminución en los niveles de SAM, lo que reduce los niveles de CoQ10 para la función mitocondrial adecuada dentro de nuestras células (consulte la Figura 1).

Entonces, ¿Qué es la Homocisteína?

La homocisteína (ver la mitad de la Figura 1) es un aminoácido que contiene azufre y un intermedio normal del metabolismo de la metionina en el ciclo de metilación. Cuando se produce un exceso de homocisteína y no se convierte en cisteína (corriente abajo) o de nuevo en metionina (corriente arriba), se excreta fuera de las células y se introduce en la sangre. El hígado y los riñones tienen la función de lidiar con estos niveles excesivos, siempre y cuando se produzcan. Los problemas con las condiciones genéticas, las enfermedades del hígado o los riñones, las deficiencias de nutrientes o el uso de ciertos productos farmacéuticos pueden causar un aumento de la administración de homocisteína y esto puede provocar problemas de salud adversos. El papel de los niveles elevados de homocisteína en la práctica clínica ha sido muy debatido; el tema central es si es o no beneficioso medir y tratar niveles elevados de homocisteína. Algunos pueden considerar la homocisteína simplemente como un marcador, pero no como un agente causal, mientras que otros lo ignoran como un metabolito coincidente, la evidencia científica sugiere lo contrario 1,2 . Desde una perspectiva histórica, ya en la década de 1960, los investigadores describieron varios errores innatos del metabolismo en los niños lo que llevó a niveles extremadamente altos de homocisteína en la sangre, lo que resultó en retraso mental y muerte, a menudo como resultado de un evento cardíaco. El examen post mortem de estos pacientes reveló un patrón emergente de aterosclerosis debido a la formación de placas fibrosas y una pérdida de elasticidad vascular. Los investigadores concluyeron que estos altos niveles de homocisteína eran directamente responsables de estas lesiones vasculares y sentaron las bases para los eventos cardíacos y la muerte. La homocisteína se puede medir con un análisis de sangre convencional, aunque es importante seguir las instrucciones adecuadas para la recolección a fin de garantizar mediciones de homocisteína consistentes. El promedio de homocisteína total en ayunas para los sujetos "sanos" se considera que está en el rango de 6 a 12 umol/L. Dicho esto, a muchos defensores de la medicina preventiva les gusta ver a los pacientes en los rangos más bajos lo más cerca posible de 6umol/L. La Figura 2 muestra un gráfico que muestra la relación de los rangos dispares para la enfermedad de la arteria coronaria (EAC) que aumenta con los niveles crecientes de homocisteína en la sangre. Puede ver una forma casi lineal de mayor riesgo entre los niveles de 6 y 20 umol / L de homocisteína en la sangre.

Figura 2. Riesgo de CAD y nivel de homocisteína (adaptado de Guilliams, T et al., 2004)
Figura 1. Ciclo de metilación

Evaluación del Factor de Riesgo

En un estudio prospectivo de grupo que siguió a 2127 hombres y 2639 mujeres durante cuatro años, el aumento de los niveles de homocisteína en plasma se correlacionó directamente con el aumento de la mortalidad (3). Los autores concluyeron que al final del estudio, basándose en sus hallazgos, un aumento de 5umol/L de homocisteína aumentaría la mortalidad por todas las causas en un 49%, la mortalidad cardiovascular en un 50%, la mortalidad por cáncer en un 26% y la falta de cáncer, y mortalidad no cardiovascular en un 104%.

Posibles Mecanismos Asociados con Altos Niveles de Homocisteína

• Daño oxidativo: Se cree que gran parte de la disfunción endotelial asociada con homocisteína alta es debida al estrés oxidativo 4,5 . • Óxido nítrico: Los estudios han demostrado que la homocisteína suprime el óxido nítrico vasodilatador que contribuye a la disminución del cumplimiento endotelial vascular y cambios en la coagulación plaquetari ( 6-10 ). • Proliferación del músculo liso vascular: Los estudios han demostrado la capacidad de la homocisteína para desencadenar la proliferación de las células del músculo liso vascular, lo que disminuye el tamaño de la luz del vaso( 11-15 ). • Citotoxicidad de las Células Endoteliales: Se ha demostrado que los niveles altos de homocisteína son elevados. un contribuyente a este problema, causando la formación de lesiones vasculares dentro del sistema cardiovascular y más allá( 13 ).

Ideas Para Bajar la Homocisteína

• Ácido fólico: Aunque se ha demostrado que las dosis más bajas de ácido fólico son eficaces para reducir la homocisteína en la población general, las personas con problemas cardiovasculares requieren niveles terapéuticos mucho más altos, se han usado 2-15 mg/día. Se debe tener en cuenta que a estos niveles más altos de folato, la vitamina B12 se debe administrar conjuntamente para prevenir cualquier deficiencia de B12 enmascarada.

• Vitamina B12: La deficiencia de vitamina B12 puede ser común entre los vegetarianos y los ancianos, y a menudo se detecta con un hallazgo de homocisteína elevada 19 .

• Vitamina B6: Generalmente se administra junto con las 2 vitaminas anteriores, B6 muestra mucho menos beneficio como monoterapia.

• TMG (trimetilglicina): El uso de TMG para remetilar la homocisteína, este nutriente se ha mostrado prometedor para reducir los niveles elevados de homocisteína.

• Se ha demostrado que el producto combinado (MaxMethyl de AOR): Ha demostrado reducir significativamente los niveles de homocisteína después de sólo 6 semanas de suplementación.

Resumen

La metilación adecuada es un proceso importante que ocurre dentro de nuestros cuerpos. La homocisteína es un marcador valioso a seguir con respecto al manejo de la salud del corazón tanto por un aspecto preventivo como por su monitorización cuando se trata de enfermedades cardiovasculares o en un protocolo postquirúrgico. Es importante darse cuenta del beneficio significativo de las vitaminas como el ácido fólico, B12 y B6 y los productos como MaxMethyl de AOR como estrategias efectivas para reducir el nivel de homocisteína del cuerpo si se demuestra que está elevado. También es valioso utilizar estos nutrientes para promover la función adecuada del ciclo de metilación como una clave para el bienestar a largo plazo.

Referencias

1. Ueland PM, Refsum H, Beresford SA, Vollset SE. The controversy over homocysteine and cardiovascular risk. Am J Clin Nutr. 2000;72(2):324-332. (1. Ueland PM, Refsum H, Beresford SA, Vollset SE. La controversia sobre la homocisteína y el riesgo cardiovascular. Soy J Clin Nutr. 2000; 72 (2): 324-332).

2. Brattstrom L, Wilcken DE. Homocysteine and cardiovascular disease: cause or effect? Am J Clin Nutr. 2000;72(2):315-323. (2. Brattstrom L, Wilcken DE. Homocisteína y enfermedad cardiovascular: ¿causa o efecto? Soy J Clin Nutr. 2000; 72 (2): 315-323).

3. Vollset SE, Refsum H, et al. Plasma total homocysteine and cardiovascular and noncardiovascular mortality: the Hordaland Homocysteine Study. Am J Clin Nutr. 2001;74(1):130-136. (3. Vollset SE, Refsum H, et al. Plasma homocisteína total y mortalidad cardiovascular y no cardiovascular: el estudio de homocisteína de Hordaland. Soy J Clin Nutr. 2001; 74 (1): 130-136).

4. Durand P, Prost M, Loreau N, Lussier-Cacan S, Blache D. Impaired homocysteine metabolism and atherothrombotic disease. Lab Invest. 2001;81(5):645-672. (4. Durand P, Prost M, Loreau N, Lussier-Cacan S, Blache D. Deterioro del metabolismo de la homocisteína y enfermedad aterotrombótica. Lab Invest. 2001; 81 (5): 645-672).

5. Kanani PM, Sinkey CA, Browning RL, Allaman M, Knapp HR, Haynes WG. Role of oxidant stress in endothelial dysfunction produced by experimental hyperhomocyst(e)inemia in humans. Circulation. 1999;100(11):1161-1168. (5. Kanani PM, Sinkey CA, Browning RL, Allaman M, Knapp HR, Haynes WG. Papel del estrés oxidante en la disfunción endotelial producida por hiperhomocyst (e) inemia experimental en humanos. Circulación. 1999; 100 (11): 1161-1168).

6. Leoncini G, Pascale R, Signorello MG. Effects of homocysteine on l-arginine transport and nitric oxide formation in human platelets. Eur J Clin Invest. 2003;33(8):713-719. (6. Leoncini G, Pascale R, Signorello MG. Efectos de la homocisteína sobre el transporte de l-arginina y la formación de óxido nítrico en plaquetas humanas. Eur J Clin Invest. 2003; 33 (8): 713-719).

7. Bilsborough W, et al. Endothelial nitric oxide synthase gene polymorphism, homocysteine, cholesterol, and vascular endothelial function. Atherosclerosis. 2003;169(1):131-138. (7. Bilsborough W, et al. Polimorfismo del gen endotelial del óxido nítrico sintasa, homocisteína, colesterol y función endotelial vascular. Arteriosclerosis. 2003; 169 (1): 131-138).

8. Stuhlinger MC, et al. Endothelial dysfunction induced by hyperhomocyst(e)inemia: role of asymmetric dimethylarginine. Circulation. 2003;108(8):933-938. (8. Stuhlinger MC, et al. Disfunción endotelial inducida por hiperhomocist (e) inemia: papel de la dimetilarginina asimétrica. Circulación. 2003; 108 (8): 933-938).

9. Wanby P, Brattstrom L, Brudin L, Hultberg B, Teerlink T. Asymmetric dimethylarginine and total homocysteine in plasma after oral methionine loading. Scand J Clin Lab Invest. 2003;63(5):347-353. (9. Wanby P, Brattstrom L, Brudin L, Hultberg B, Teerlink T. Dimetilarginina asimétrica y homocisteína total en plasma después de la carga oral de metionina. Scand J Clin Lab Invest. 2003; 63 (5): 347-353).

10. Jonasson TF, Hedner T, Hultberg B, Ohlin H. Hyperhomocysteinaemia is not associated with increased levels of asymmetric dimethylarginine in patients with ischaemic heart disease. Eur J Clin Invest. 2003;33(7):543-549. (10. Jonasson TF, Hedner T, Hultberg B, Ohlin H. La hiper homocisteinemia no se asocia con un aumento de los niveles de dimetilarginina asimétrica en pacientes con cardiopatía isquémica. Eur J Clin Invest. 2003; 33 (7): 543-549).

11. Taha S, Azzi A, Ozer NK. Homocysteine induces DNA synthesis and proliferation of vascular smooth muscle cells by a hydrogen-peroxide-independent mechanism. Antioxid Redox Signal. 1999 Fall;1(3):365-369. (11. Taha S, Azzi A, Ozer NK. La homocisteína induce la síntesis de ADN y la proliferación de células del músculo liso vascular mediante un mecanismo independiente del peróxido de hidrógeno. Señal antioxidante redox. Otoño de 1999; 1 (3): 365-369).

12. Woo DK, Dudrick SJ, Sumpio BE. Homocysteine stimulates MAP kinase in bovine aortic smooth muscle cells. Surgery. 2000;128(1):59-66. (12. Woo DK, Dudrick SJ, Sumpio BE. La homocisteína estimula la MAP quinasa en las células del músculo liso aórtico bovino. Cirugía. 2000; 128 (1): 59-66).

13. Chen C, Halkos ME, Surowiec SM, Conklin BS, Lin PH, Lumsden AB. Effects of homocysteine on smooth muscle cell proliferation in both cell culture and artery perfusion culture models. J Surg Res. 2000;88(1):26-33. (13. Chen C, Halkos ME, Surowiec SM, Conklin BS, Lin PH, Lumsden AB. Efectos de la homocisteína en la proliferación de células musculares lisas tanto en cultivo celular como en modelos de cultivo de perfusión arterial. J Surg Res. 2000; 88 (1): 26-33).

14. Buemi M, et al. Effects of homocysteine on proliferation, necrosis, and apoptosis of vascular smooth muscle cells in culture and influence of folic acid. Thromb Res. 2001;104(3):207-213. (14. Buemi M, et al. Efectos de la homocisteína en la proliferación, necrosis y apoptosis de las células del músculo liso vascular en el cultivo e influencia del ácido fólico. Thromb Res. 2001; 104 (3): 207-213).

15. Carmody BJ, Arora S, Avena R, Cosby K, Sidawy AN. Folic acid inhibits homocysteine-induced proliferation of human arterial smooth muscle cells. J Vasc Surg. 1999;30(6):1121-1128. (15. Carmody BJ, Arora S, Avena R, Cosby K, Sidawy AN. El ácido fólico inhibe la proliferación inducida por homocisteína de las células del músculo liso arterial humano. J Vasc Surg. 1999; 30 (6): 1121-1128).

16. Stanford JL, et al. Oral folate reduces plasma homocyst(e)ine levels in hemodialysis patients with cardiovascular disease. Cardiovasc Surg. 2000;8(7):567-571. (16. Stanford JL, et al. El folato oral reduce los niveles de homocistos (e) plasmáticos en pacientes en hemodiálisis con enfermedad cardiovascular. Cardiovasc Surg. 2000; 8 (7): 567-571).

17. Manns B, et al. Oral vitamin B12 and high-dose folic acid in hemodialysis patients with hyper-homocyst(e)inemia. Kidney Int. 2001;59(3):1103-1109. (17. Manns B, et al. Vitamina B12 oral y dosis altas de ácido fólico en pacientes en hemodiálisis con hiperemia por homoquiste (e). Riñon Int. 2001; 59 (3): 1103-1109).

18. Beaulieu AJ, et al. Enhanced reduction of fasting total homocysteine levels with supraphysiological versus standard multivitamin dose folic acid supplementation in renal transplant recipients. Arterioscler Thromb Vasc Biol. 1999;19(12):2918-2921. (18. Beaulieu AJ, et al. Reducción mejorada de los niveles de homocisteína total en ayunas con suplementos de ácido fólico suprafisiológicos versus dosis multivitamínicas estándar en receptores de trasplante renal. Arterioscler Thromb Vasc Biol. 1999; 19 (12): 2918-2921).

19. Oh R, Brown DL. Vitamin B12 deficiency. Am Fam Physician. 2003;67(5):979-986. (19. Oh R, Brown DL. Deficiencia de vitamina B12. Soy médico de la familia. 2003; 67 (5): 979-986).

Referencias Adicionales:

Williams, T et al. Homocysteine – a Risk Factor for Vascular Diseases: Guidelines for the Clinical Practice. JANA Vol 7, No. 1. 2004 http://www.heartandstroke.on.ca/site/c.pvI3IeNWJwE/b.3581729/k.359A/Statistics.ht mhttp://www.drkendalstewart.com/wp-content/uploads/2011/09/Methylation- Overview-for-Professionals- 10.11.pdfhttp://www.nature.com/cdd/journal/v11/n1s/images/4401451f1.jpg Williams, T et al. Homocisteína: un factor de Riesgo para las Enfermedades Vasculares: Pautas para la Práctica Clínica. JANA Vol 7, No. 1. 2004. http://www.heartandstroke.on.ca/site/c.pvI3IeNWJwE/b.3581729/k.359A/Statistics.ht mhttp://www.drkendalstewart.com/wp-content/uploads/2011/09/Methylation- Overview-for-Professionals- 10.11.pdfhttp://www.nature.com/cdd/journal/v11/n1s/images/4401451f1.jpg

AOR US

About The Author

You might also like to read

clickid